Terapia sexual individual

 La terapia sexual individual va dirigida a cualquier persona que tenga problemas con el sistema reproductivo (quistes ováricos, menstruaciones irregulares o ausentes, infertilidad, problemas de próstata etc.) y disfunciones sexuales (falta de deseo, trastornos de la excitación sexual, vaginismo, relaciones dolorosas (dispareunia), eyaculación precoz, disfunción eréctil, falta de satisfacción sexual) aplicando las herramientas de ayurveda (medicina tradicional hindú) y terapia ayurvédica (el masaje de marmaterapia, el masaje relajante abhyanga, la nutrición ayurvédica según los 3-doshas) el yoga, ejercicios respiratorios, la danza y el tantra, considerando que cualquier terapia debe pasar por el cuerpo para tener una mayor efectividad. 

PRECIO: 55 – 65 euros

La terapia sexual que utilizo se basa tanto en la sexología tradicional (metódo cognitivo-conductual) como en el trabajo corporal (el yoga, la respiración, el masaje sensorial, las herramientas de ayurveda (medicina tradicional hindú) y terapia ayurvédica (el masaje de marmaterapia, el masaje relajante abhyanga, la nutrición ayurvédica según los 3-doshas) el tantra, movimiento libre y la danza). Dependiendo de cada caso, propongo una u otra manera de abordar el problema.

En definitiva, se trata de sanar tu salud sexual y reproductiva, y aprender a sentir más. No solo se comenta el problema — se experimenta la sensación en el cuerpo.

Disfunciones sexuales

Un hombre sentado al borde de la cama mientras la otra persona duerme. Está reflexionando, y algo triste, debido al trastorno de deseo hipoactivo.

 

La ausencia de deseo, conocida también como deseo sexual hipoactivo, se refiere a la disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual y que provoca dificultades en relaciones interpersonales o ansiedad personal.

Imagen de unas manos agarrándose fuertemente a la cama..

 

La anorgasmia es la dificultad recurrente, el retraso o la imposibilidad de alcanzar el orgasmo después de una estimulación sexual adecuada.

Los trastornos de la excitación sexual consisten en la falta de respuesta mental o emocional (subjetiva), o/y física, (cosquilleo o palpitación en la zona genital o humedad vaginal) a la estimulación sexual (como besar, bailar, ver un vídeo erótico o tocar los genitales).

 

Una mujer y un hombre en su cama, preocupados. Ella en primer plano, cubriendo su rostro con las manos, y él recostado en la cama llevándose los dedos al ceño. La imagen representa las consecuencias que el trastorno de excitación podría tener en la relación sexual de ambos.

 

En el trastorno de excitación genital (un tipo de trastorno de la excitación sexual), la estimulación que no implique los genitales (como contemplar un vídeo erótico) hace que la mujer sienta que se excita, pero cuando se estimulan los genitales (incluso durante el coito) no es consciente de ninguna respuesta física o placer físico. Como resultado, la estimulación genital y las relaciones sexuales son insatisfactorias y posiblemente difíciles y dolorosas.

Una mujer cubriendo su vagina con la mano y mostrando un papel con una expresión triste. La imagen trata de expresar la frustración de la persona ante el vaginismo.

 

El vaginismo es una contracción involuntaria de los músculos que están alrededor del orificio de la vagina que imposibilita relaciones sexuales coitales o cualquier actividad sexual que implique la penetración o incluso la revisión ginecológica.

Una mujer con actitud de frustración, debido a la dispareunia, sentada en la cama en ropa interior con su pareja al lado.

 

La dispareunia es el dolor producido al intentar realizar el coito u otras actividades sexuales con penetración, o durante estas actividades. El dolor puede ser superficial o profundo.

Composición conceptual en la que un plátano (pene) vierte un líquido (semen) sobre un limón abierto a la mitad (apertura vaginal).

 

La eyaculación precoz es la incapacidad para conseguir el control sobre la eyaculación.

Hasta los años 70 no existía dado que no se tenía en cuenta la satisfacción de la mujer.

Es algo subjetivo y depende de cada persona cuando se considera un problema (hay hombres que consideran que el problema es de la mujer y no de ellos), pero en cada caso se trabaja el control eyaculatorio para disfrutar de las relaciones más duraderas y sobre todo placenteras. Porque la cuestión no está en cuando se eyacula, sino en sentir y disfrutar más.

Es la incapacidad persistente de lograr y mantener una erección suficiente para mantener una relación sexual coital satisfactoria.

 

Composición conceptual en la que un plátano (pene) vierte un líquido (semen) sobre un limón abierto a la mitad (apertura vaginal).

 

Tener problemas de erección de vez en cuando no es necesariamente un motivo para preocuparse.

Sin embargo, si la disfunción eréctil es un problema continuo, puede provocar estrés, afectar la confianza en ti mismo y contribuir a causar problemas en las relaciones. Por ello, es recomendable buscar ayuda sexológica cuanto antes.

Es la incapacidad persistente de lograr y mantener una erección suficiente para mantener una relación sexual coital satisfactoria.

 

Composición conceptual en la que un plátano (pene) vierte un líquido (semen) sobre un limón abierto a la mitad (apertura vaginal).

 

Tener problemas de erección de vez en cuando no es necesariamente un motivo para preocuparse.

Sin embargo, si la disfunción eréctil es un problema continuo, puede provocar estrés, afectar la confianza en ti mismo y contribuir a causar problemas en las relaciones. Por ello, es recomendable buscar ayuda sexológica cuanto antes.

¿Te puedo ayudar?

Aleksandra Pytlak

Terapia sexual individual

¿Hablamos?

Escríbeme para reservar tu cita individual de terapia sexual. Te contestaré lo antes posible.