Salud sexual y reproductiva

Si necesitas solucionar algún problema relacionado con tu salud sexual y/o reproductiva, estás en el lugar perfecto.

Una pareja mirando una prueba de embarazo

 

Infertilidad significa que la pareja no puede concebir de forma natural después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos.


La infertilidad primaria se refiere a las parejas que nunca han podido concebir o llevar un embarazo a su fin. y la secundaria a las parejas que han podido tener al menos un/a hijx.

Ausencia del sangrado (amenorrea):

 

 

La amenorrea es la ausencia de menstruación, que a menudo se define como la ausencia de tres o más períodos menstruales en una mujer en la edad fértil.

 


 

Ciclos menstruales irregulares:

 

 

Un ciclo se considera irregular cuando la mayoría de los ciclos en los seis meses anteriores están fuera de rango. Las personas con ciclos irregulares pueden notar que sus períodos ocurren con poca o mucha frecuencia o simplemente son impredecibles.

 


 

Menstruaciones abundantes (menorragia):

 

 

‘’Menorragia’’ es el término médico que se usa para denominar los períodos menstruales con sangrado anormalmente intenso o prolongado. Algunos de los signos y síntomas de la menorragia pueden ser los siguientes:


—Empapar una o más compresas higiénicas o tampones cada hora durante varias horas consecutivas.

—Presentar sangrado durante más de una semana.

—Expulsar coágulos sanguíneos grandes.

—Síntomas de anemia, como cansancio, fatiga o dificultad para respirar.

 


 

Menstruaciones dolorosas:

Son los períodos en los cuales una mujer experimenta cólicos en la parte baja del abdomen, que pueden ser fuertes o agudos e intermitentes. También se puede presentar dolor de espalda y/o piernas. En muchas ocasiones impiden a la mujer llevar sus actividades diarias con normalidad.

 

La sequedad vaginal se produce como consecuencia de la disminución en la producción de fluidos del aparato genital femenino. Sensación de quemazón en la zona genital, irritación, picores y, sobre todo, dolor al tener relaciones sexuales son los síntomas que más habitualmente van unidos esta falta de lubricación.

 

La mayoría de los quistes de ovario se producen a raíz del ciclo menstrual (quistes funcionales) y son generalmente inofensivos, rara vez provocan dolor, y suelen desaparecer por sí solos en dos a tres ciclos menstruales.


Los tipos de quistes que no están relacionados con el funcionamiento normal del ciclo menstrual y que necesitan de nuestra atención son
Quistes dermoides y Cistoadenomas porque no suelen desaparecer por si solos y si se agrandan, pueden provocar que el ovario se desplace de su posición.

Esto aumenta la posibilidad de que se produzca una torsión dolorosa del ovario, llamada «torsión ovárica». La torsión ovárica también puede producir una disminución o la detención del flujo sanguíneo hacia el ovario.

 

Los miomas uterinos, llamados también fibromas son masas anormales de tejido muscular liso que se localizan en y alrededor del útero y ocasionalmente en el cuello uterino. Muchos miomas uterinos no presentan sintomatología alguna. Sin embargo, aproximadamente un tercio de las pacientes que son diagnosticadas de mioma uterino, presentan una masa abdominal, una hemorragia uterina anormal, dolor en la pelvis o en el abdomen bajo, síntomas compresivos de órganos vecinos, lumbalgia o síntomas urinarios.

 

Los problemas más comunes de la próstata es una próstata agrandada llamada hiperplasia prostática benigna (HPB) y aunque no esté relacionada con el cáncer ni aumenta el riesgo de padecerlo, sus síntomas son muy parecidos al cáncer de próstata.


—Cáncer de próstata significa que las células cancerosas se forman en los tejidos de la próstata. El cáncer de próstata tiende a crecer con más lentitud en comparación con la mayoría de los otros cánceres. Los cambios celulares pueden empezar 10, 20, o hasta 30 años antes de que un tumor sea lo suficientemente grande para causar síntomas. En muchas ocasiones éste tipo de cáncer nunca presenta problemas o amenazas graves para la salud, pero en otras, los síntomas llegan a ser muy molestos y puede ser peligroso no darle atención.

 

—Problemas para orinar. Urgencia frecuente de orinar, especialmente en la noche.

 

—Chorro débil de orina o con interrupciones.

 

—Dolor o ardor al orinar
Sangre en la orina o en el semen.

 

—Eyaculación dolorosa.

 

—Dolor molesto en la espalda, en las caderas o en la pelvis.

 

Otro problema bastante común es prostatitis que es una inflamación de la glándula prostática causada por una infección bacteriana. Los síntomas pueden ser los siguientes:


—Dolor perineal que puede irradiarse hacia el pubis, región lumbosacra, escroto, pene y cara interna de muslos.

 

—Las alteraciones urinarias: dificultad para orinar, frecuencia y urgencia miccional, micción dolorosa e incluso retención aguda de orina.

 

—Síntomas sexuales: disminución del deseo, pérdida total o parcial de la erección, eyaculación dolorosa, a veces precoz, aparición de la sangre en el semen e infertilidad.

¿Tienes dudas o quieres hacerme una consulta?