Hoy os quiero contar algo muy obvio pero que muchas personas pasan por alto : la relación entre la RESPIRACIÓN y el sexo.

¿Te has parado a pensar alguna vez en qué medida tu respiración afecta tu experiencia sexual? La respiración tiene mucho más que ver de lo que pensamos con nuestra respuesta sexual. Antes que nada, debemos de ser conscientes que la respiración es lo único que podemos controlar con respecto a las funciones biológicas de nuestro organismo. No podemos controlar el flujo sanguíneo, ni el latido de nuestro corazón, ni la producción de ciertas hormonas. Lo que si podemos controlar es la manera de la que respiramos. Inhalar y exhalar son acciones que estamos haciendo todo el tiempo, durante toda la vida, pero muchas veces sin prestarles atención. Y para que nuestra maquinaria funcione bien, es crucial saber respirar.

Lo mismo concierne nuestra salud sexual. Para una experiencia sexual plena lo primero que necesitamos es estar en calma. Para ello, lo importante es saber controlar nuestro sistema nervioso central. Éste sistema se divide en el sistema nervioso simpático y parasimpático. Ambos cumplen su función, pero para poder disfrutar del sexo estar en el modo parasimpático es la clave. El modo parasimpático es el que nos ayuda o mantenernos en calma y relajación tan necesarios para poder abrirnos a una experiencia sexual. Es el modo que ayuda a que todos los órganos y todas las funciones de nuestro organismo funcionen bien. ¿Como lo conseguimos? Respirando de manera calmada, plena, consciente…

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no saben cómo relajarse. Existen varias técnicas de respiración-relajación que os invito a probar. Sobre todo, intentad a controlar la respiración diafragmática porque es la base de la respiración completa. La mayoría de las personas respira con la parte alta de los pulmones que nos mantiene de lado simpático. De hecho, cuando estamos estresad@s, respiramos de esa manera. Podéis probar poniendo la mano en las clavículas para ver la poca cantidad de aire que entra en los pulmones.  De lo contrario, si respiramos de forma diafragmática y luego, idealmente, subimos al aire por todo el aparato respiratorio hasta las clavículas, aprovechamos todo nuestro aparato respiratorio. De ésta manera, permitimos que todos los órganos se oxigenen bien y todas las funciones de nuestro cuerpo funcionen de manera correcta.

Si volvemos a la respiración, nos anclamos en el presente

Volviendo al sexo. Creo que es bastante obvio que para ello necesitamos la calma. El estrés muchas veces está ocasionado por los miedos al fracaso, a pasarlo mal, a no dar la talla, etc. Si volvemos a la respiración, nos anclamos en el presente, el aquí y ahora que olvidándonos de esos miedos y disfrutando del momento. Es muy importante practicarlo primero fuera del contexto sexual. Por eso, las prácticas meditativas y de relajación son muy beneficiosas.  Una vez integradas, nos va a ser más sencillo reconectar con ellas durante la práctica sexual.

si respiramos profundamente, el placer se expande…

Ahora quiero mencionar otros factores de la respiración y su importancia para la experiencia sexual. La respiración está directamente vinculada con la energía que fluye por nuestro cuerpo. La energía son los pensamientos que emitimos, pero también el placer que sentimos en nuestro cuerpo. Si respiramos profundamente mientras hacemos el amor, el placer generado por el toque o estímulo en los genitales se expande por nuestro cuerpo.

En la respiración exhalamos emitiendo un sonido. Eso relajará la garganta que está conectada con el canal vaginal ayudando así a relajar esa parte de nuestra vagina. Los labios de la boca reflejan la vulva; por eso, es muy importante relajar la mandíbula, abrir la boca y al exhalar conectarse con la zona genital. El sonido ´´ahhhhh ´´ ayudará a que el placer se intensifique. Eso concierne tanto a hombres como mujeres. Sin embargo, es muy beneficioso para las mujeres a que les cueste soltar el control.

la respiración para el control eyaculatorio

En caso de los hombres, la respiración tiene otra función que es el control eyaculatorio. ¡Es impresionante lo que puede hacer una respiración consciente! Realmente puedes prolongar el coito hasta cuando tú quieras. Además, con las respiraciones completas los hombres pueden beneficiarse si sufren de disfunción eréctil que, en la mayoría de los casos, tiene origen psicológico. La mente se anticipa al problema que ya había ocurrido en el pasado, las preocupaciones y el estrés van en aumento…. Y otra vez lo mismo. Si aprendes a concentrarte en tu respiración, desviarás la atención a la respiración, recuperando la calma y permitiendo que la erección se mantenga (aunque hay que ser consciente que es algo fluctuante durante una relación).

En caso de las mujeres, la respiración completa sin pausas también las beneficia y ayuda a poder tener orgasmos de cuerpo entero y orgasmos energéticos.

Sabemos lo importante que es respirar en la vida, pero igual no nos imaginábamos lo importante que puede ser para nuestra salud sexual.  Hace poco tuve un cliente que salió de la consulta alucinando, muy agradecido. Me dijo que a sus 47 años por primera vez alguien le explicó cómo respirar. Nunca es tarde a aprender, sobre todo algo tan vital que es el RESPIRAR. Os invito a que pongáis mucho empeño en aprender a respirar bien porque os vais a beneficiar en todas las facetas de vuestras vidas.

Me encantaría leer vuestros progresos!

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *