Hoy queria abordar un tema que despierta mucha controversia: orgasmo femenino. ¿Existe solo un tipo de orgasmo? ¿Varios? Parece extraño que hasta hoy los cientificos no se pongan de acuerdo. ¿ Qué tipos de orgasmos sueles experiementar tú?

Hay un dato indiscutible que el orgasmo es una experiencia subjetiva y ocurre a nivel cerebral.

Existen tantos patrones de orgasmos como el número de mujeres

Y otro dato cientifico apunta que existen tantos patrones de orgasmos como el número de mujeres en el mundo. Todo depende de su respuesta a los estímulos, sus cuerpos, sus cerebros y sus genitales.

Cuando Freud hizo la distinción entre orgasmo vaginal y orgasmo clitoriano llamándolo ‘’inmaduro´´ levantó muchas protestas. El hecho que solo un 30% de mujeres experimenta orgasmos vaginales puede darnos una pista porque aquel ‘’descubrimiento’’ no encontró la aprobación. Como el placer femenino no tuvo mucho interés en el mundo científico no se ha hecho ninguna investigación rigurosa sobre la experiencia de orgasmos. La excepción fue para ‘’curar’’ a las mujeres de sus ataques de histeria que hacían la vida de los hombres imposible. La masturbación de las pacientes fue llevada a cabo por los mismos médicos que posteriormente usaron para éste fin los vibradores que hacían su trabajo más ágil.

Falta de consciencia de su potencial orgásmico

La mayoría de las mujeres, al no tener consciencia de que su potencial orgásmico era mucho mayor de lo que habían pensado, no se habían aventurado a explorarlo.

Cualquier tipo de orgasmo está desencadenado por la activación de diferentes vías neuronales, tras una estimulación de diferentes zonas erógenas. Sin embargo, el cerebro y la mente de la mujer juegan el papel más importante. Diferentes vías neuronales son responsables por diferentes tipos de orgasmos activando diferentes áreas cerebrales.

Ahora bien, el cerebro y tu cuerpo están conectados, las señales se pasan de manera bidireccional. Si en tu mente existe una limitación de que no puedes experimentar algo, te lo estás negando a nivel corporal. Por otro lado, si tu cuerpo no esta estimulado adecaudamente, tampoco pasa la información al cerebro para experimentar el placer.

Entonces cuantos tipos de orgasmos puede experimentar la mujer?

El orgasmo clitoriano como un pico de placer que sube y sale hacía fuera

El orgasmo que la mayoría de las mujeres conoce es el clitoriano.

De hecho, la mayoría de las mujeres experimenta el orgasmo exclusivamente a través de la estimulación clitoriana (por ellas mismas o por su pareja) durante el coito, sexo oral o masturbación manual. El orgasmo clitoriano se experimenta como un pico de placer que sube y sale hacía fuera y que puede durar entre unos segundos hasta unos minutos. Aunque las mujeres tenemos la capacidad de sentir este tipo de orgasmo de manera seguida, nos suele dejar exhaustas y con nivel de energía muy bajo.

El orgasmo vaginal nos recarga de energía

Pero existe otro tipo de orgasmo: orgasmo vaginal , el que Freud en su día llamó ´´maduro´´. Éste tipo de orgasmo se experimenta como un placer más interno, y que va hacía dentro y se expande por todo el cuerpo. Suele ser más profundo y más duradero . Hay mujeres que testifican haberlo experimentado durante varias horas. éste tipo de orgasmo te hace sentir más plena y más unida a tu amante. Requiere de saber soltarse del todo. Para ello la confianza en el otro es muy importante. No se lo consigue con un movimiento mecánico como en caso de la estimulación de clítoris.

Éste tipo de orgasmo nos recarga de energía en lugar de vaciarnos. La manera más ´´fácil´´ de experimentarlo es a través de la estimulación del punto (zona) G que se encuentra en la pared anterior de la vagina a unos 2-3 cm desde la entrada.  Digo ´´fácil´´ pero a muchas mujeres no les resulta sencillo alcanzarlo.

La sensibilidad de la vagina se puede entrenar

Según la ciencia el canal vaginal no tiene muchas terminaciones nerviosas. Con eso quiere explicar el hecho que la gran mayoría de las mujeres no sienten placer a través de la penetración.

Mi experiencia me dice que si la vagina está bien lubricada, el placer se experiementa en toda la longitud del canal. No nos olvidemos que la parte mas grande del clitoris se encuentra dentro de la vagina y está conectada con la zona G. Sin embargo, en muchos casos esa sensibilidad hay que entrenarla.

Si te sientes desconectada de tu vagina te puede costar más sentir el placer en ella

Si estas desconectada de tu vagina, sientes un rechazo hacía su aspecto o una extrañeza porque nunca le prestaste la atención, te educaron en avergonzarte de tus genitales, puede que te cueste mas sentir placer en ella. Los ejercicios de Kegel o major aún con el huevo de jade (en otro articulo escribiré sobre su uso y beneficios) te ayudan a reconectarte con ella y despertar una nueva sensibilidad.

Para estimular el punto G también existen unos masajeadores con una forma curva diseñados para masajear la zona. Es importante mencionar que si no estás excitada no intentes encontrarlo. Es una zona que se hincha y siente como placentera cuando tu cuerpo esta listo para una exploración interna. En caso contrario puede resultar doloroso. Ten en cuenta que estimularlo puede provocar emociones que no te esperabas. Igual de repente te echas a llorar o a reír. No lo reprimas. Deja que el sexo , aparte de darte placer, cumpla también su función sanadora. Durante el coito, para llegar a ésta zona es recomendable que la mujer esté encima de su amante (con un pene o un dildo) y de ésta manera regule el ángulo para poder estimular el punto G.

Otra postura que facilita éste tipo de orgasmos es levantando la cadera y la pareja haciendo un movimiento ondulado apuntando con el pene o un dildo (en caso de relaciones lesbianas) hacía la pared anterior de la vagina.

la musculatura vaginal activa facilita los orgasmos

Y algo muy importante para las mujeres o personas con vaginas:

Es mucho más probable que tengas placer o un orgasmo si estás activa, si tu musculatura vaginal está en un continuo movimiento succionando y soltando al pene. No esperes que el otro te de él orgasmo (aunque si, te lo puede facilitar).

el orgasmo cervical como una experesión de abandonarse completamete

Por otro lado, el orgasmo cervical es otra experiencia muy diferente que requiere mucha confianza en la pareja y una apertura total. Para muchas mujeres puede ser doloroso al principio que le toquen la cervix con un dedo o con el pene. Según el Taoísmo la cervix esta conectada con el corazón de la mujer. Igual por eso si tu corazón no está abierto del todo hacía la persona con la que te compartes, no quieres que te estímule tan profundamente. Es un lugar muy sensible que puede liberar emociones fuertes, incluso causadas por traumas del pasado.

El orgasmo cervical puede experimentarse como una mezcla de dolor y placer, pero sobre todo un soltar profundo de las emociones bien guardadas. Es una expresión de rendimiento, de confianza y saber abandonarte sin límites.

Para entrenar a tu vagina a sentir mas…

Para entrenar a tu vagina a sentir más placer y llegar más fácilmente a orgasmos internos te recomiendo que dejes de lado tu clitoris. Sé que suena extraño en la era del satisfier y la convicción que la mujer sabe alcanzar superorgasmos sin necesidad de un pene (y no digo que no sea así). Lo puedes estimular un poquito en la primera fase pero rapidamente concentrate en otras zonas de tu vulva y tu cuerpo.

Veo mucho daño en sobreuso de vibradores y succionadores de clítoris. Si quieres re sensibilizar tu vagina, enseñar tu cerebro sentir el placer por el estímulo de diferentes vías neuronales (que van desde el interior de tu vagina hasta tu cerebro), necesitas olvidarte del clítoris. Piensa que es donde se concentra la mayor parte de las terminaciones nerviosas (8 mil), además en una superficie tan pequeña. Si estás acostumbrada a sentir el placer sobre todo por su estímulo, no vas a descubrir el potencial de toda tu vagina y otras zonas erógenas como los pezones (otra parte cuyo estímulo a algunas mujeres les lleva al orgasmo). Explora tus labios vaginales, externos e internos, el interior de tus muslos, la apertura de la vagina, la entrada al ano… y sobre todo, comunica a tu amante donde te gusta que te toque, que te apoye en tu exploración y aprendizaje. Para él puede ser un reto empezar a tocarte en lugares que no sabéis como van a sentir. Pero de eso se trata en el sexo:  en un continuo descubrimiento, juego, creatividad y escucha mútua.

Me gustaría subrayar que existen varios mecanismos y vías neuronales que participan en el orgasmo que incluso puede tener lugar sin estimular ninguna zona erógena llamados ´´orgasmos cerebrales´´.

La respuesta sexual expandida como resultado de las prácticas energéticas

Y ahora quería tocar un tema que está más desconocido aún:  el orgasmo expandido . Es un fenómeno que se puede aprender y desarrollar como tantas personas lo han hecho en las culturas tántricas y taoístas en el pasado y lo siguen haciendo hoy en día. Es importante mencionar que para una mujer que está experimentando los orgasmos vaginales cuyos mecanismos son muy diferentes a los orgasmos clitorianos, será más fácil aprender otros patrones orgásmicos y desarrollarlos. La Respuesta Sexual Expandida (RSE) está definida como: ´´ la capacidad de alcanzar orgasmos de larga duración, prolongados, múltiples o sostenidos o el status orgasmus que dura más tiempo y es más intenso que los patrones de orgasmos clásicos que se definen en la literatura moderna´´. El orgasmo se siente en cada célula de tu cuerpo y no tanto a nivel genital.

Las mujeres que experimentan el orgasmo expandido son por lo general las que han investigado por su cuenta, que (como es mi caso) se han encontrado con el tantra o el taoísmo y a través de las practicas energéticas han llegado a sentir su cuerpo de otra manera y experimentar los orgasmos más intensamente. Entonces más que hablar de que tipos de orgasmos hay, mas vale preguntar como los estamos viviendo.

La bibliografía es muy reducida y desde luego en España prácticamente inexistente. Son muchos los parámetros que influencian la respuesta orgásmica en la mujer tales como su psicología, el subconsciente, el inconsciente colectivo, su libido, los niveles de testosterona y otras hormonas en la sangre, su capacidad de erotizar, las experiencias vitales, las capacidades de la pareja sexual, su estado emocional, pero lo mejor de todo es que todas podemos aprenderlos.

Desde mi experiencia he observado que el trabajo energético es imprescindible para poder llegar a ellos. Existen técnicas en taoísmo y el tantra que facilitan el manejo de la energia y el poder de la expansión de la experiencia placentera. Los tres elementos imprescindinbles son: la respiración, el sonido y el movimiento (en otro artículo más sobre ello).

No busques el orgasmo en tus prácticas sexuales

Aquí quería hacer un paréntesis para deciros que, aunque el artículo trate de orgasmos, no es lo más importante en una relación sexual y os invito a practicar sexo sin buscarlos. La conexión y la intimidad con la pareja, el placer de compartiros es en lo que deberíamos centrarnos y sobre todo no obsesionarnos con ´´corrernos´´. Eso más bien debería ser una consecuencia, pero no el fin del coito.

El sexo como camino espiritual.

En muchas culturas el sexo se utilizaba con fines espirituales para conectarse con lo divino. A esas experiencias les acompañaban cambios de consciencia. El orgasmo es una ´´pequeña muerte ´´ y si es prolongado se vuleve una experiencia transcendental. Hoy en día observo que la búsqueda va dirigida mas hacía el placer propio, conexión más profunda con su pareja y con su propio potencial orgásmico. Sin embargo, hay muchos adeptos de neotrantra o taoismo que utilizan las tecnicas tantricas o taoístas para desarrollo espiritual y conexión con lo divino.

Aunque no exista una evidencia científica contundente sobre  el orgasmo femenino y menos aún la Respuesta Sexual Expandida, confío que la ciencia se tome es serio éste tema para que la vida sexual de muchas mujeres pueda mejorar en gran medida. Es hora de recuperar lo que hemos perdido durante tantos siglos de patriarcado dónde el orgasmo femenino era minusvalorado.

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.