Hoy os quiero dar unas pautas concretas creando un marco para un encuentro tántrico.

En otras entradas hablé sobre el tantra como un camino espiritual pero aquí me gustaría centrarme en lo que es un encuentro sexual entre dos personas que se puede convertir en una experiencia transformadora.

lo primero es establecer una intención

Lo primero es establecer la intención. Es como con cualquier cosa en la vida, deberíamos saber porque la hacemos, también un encuentro sexual debería tener ese por qué. Si queremos entrar en el camino del tantra, el objetivo de tener una relación va a ser de crecer espiritualmente y expandirse. Si no es así y lo que buscas es simplemente ser un súper amante, esa práctica lo único que hará es alimentar tu ego. Mejor sería que no entraras allí porque a largo plazo te va a perjudicar. Revisa contigo mism@ si tus intenciones son puras.

Una vez tengas la intención clara, mantenla presente durante todo el encuentro sexual. Con esa intención, puedes preparar el espacio, para crear un ambiente de ritual (si, el encuentro tántrico es como un ritual). Podéis quemar incienso, poner música suave, velas, tener un aceite de masaje a mano, adaptar la intensidad de la luz, etc…todo lo que ayude a los sentidos estar estimulados y a vosotr@s sentiros en un espacio especial. Dedicarle suficiente tiempo también es de suma importancia. Lo ideal sería reservar un mínimo de 2 horas para ello. 

lo más dificil -transfiguración

Lo siguiente y creo que lo más difícil es lo que se llama transfiguración. Se trata ni más ni menos de ver el/la otr@ como la encarnación del/la dios(a). Ya sé que para algun@s esa parte puede ser insuperable por sus creencias, etc…Entonces, te diría que mires al/la otr@ traspasando su físico, mira su alma. Allí nace el amor. Aunque acabaste de conocer a la persona, si conectas con ella desde allí, algo mágico sucede. ¿Por qué me parece esa parte tan difícil? Porque para conectarte con el alma del/la otra, primero tienes que sentir esa conexión con tu propio ser y eso a veces lleva años de práctica meditativa.

la polarización de la energia

La meditación también nos ayudará mucho con el tercer punto que es la polarización de la energía. Con la polarización me refiero a ser observador/a de lo que está sucediendo en la fase de ´´preliminares´´ (en ese contexto lo llamo así porque en el tantra hay una distinción muy importante entre lo que son las caricias y juegos eróticos y el coito en sí). Aquí es importante separarse de la vivencia, de la excitación y posicionarse como observador/a. Por un lado, tu cuerpo está gozando, se está excitando, por otro, tu consciencia está observándolo desde fuera, de manera ecuánime. Lo importante es que los ´´preliminares ´´duren un mínimo de media hora. Esa duración es imprescindible para que las mujeres puedan avivar su energía sexual al máximo antes de entrar en la fase coital.

hacer el amor, crear el amor

Ahora viene el punto clave del encuentro: el coito. Hacer el amor que en el tantra se traduce a crear el amor, expandir el amor, llevar esa energía hacía el mundo, conectar el amor que se crea entre vosotr@s con el amor universal. Aquí hay varias técnicas (por ejemplo: orbita microcósmica que viene de taoismo) que se puede aplicar para ir potenciando y circulando la energía sexual, conectándote con tu pareja y llevándote a estados más elevados. Pero lo más importante es la presencia y la confianza en el proceso y la entrega. En otro post hablé de como cultivar la energía sexual, tener orgasmos energéticos, etc. así que no me voy a repetir. Lo que si voy a subrayar es la importancia de no eyacular en caso de los hombres y evitar los orgasmos clitorianos en caso de mujeres (ambos nos drenan de energía).

la transmutación de la energía…

Lo que viene luego es la transmutación de la energía. Todo lo que hemos creado durante el acto de amor, toda esa energía sexual que se ha liberado, es necesario que la llevemos a centros energéticos más elevados. Puede ser hasta el chakra corazón si queremos cultivar más amor, puede que hasta la garganta si lo que buscamos es mejorar nuestra manera de comunicar o hasta el tercer ojo, si queremos conectarnos más con nuestro ser superior, nuestra intuición y clarividencia o con el chakra de la coronilla para sentir la comunión con el cosmos. Todo eso mejor practicar primero en solitario. La energía va donde va nuestra atención. Al principio igual no vas a sentir nada, tendrás que ayudarte con tu imaginación y visualización hasta que desarrolles la sensibilidad suficiente para llegar a sentir. Es una práctica muy bonita, pero requiere paciencia y compromiso con un@ mism@.

la integración tras la separación

El último paso igual te sorprenda. Tras un encuentro amoroso, en el Tantra se recomienda separarte de tu amante para integrar la experiencia. Es importante tanto la separación física para que las energías vuelvan a sus centros, pero también la separación emocional. Lo interesante es ver hacia donde dirigir con toda esa energía liberada, ponerse a escribir, pensar, crear algo, estar a solas contigo mism@…Allí es donde empieza el trabajo de verdad.

Si has tenido algunas experiencias tántricas o te gustaría compartir o preguntar algo, no dudes en comentar abajo.


 

 

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.