Esa visión de que el sexo se puede aprender y que es una habilidad más os la comparto a través de un texto que hace años escribió mi querida amiga Susana Moo .

´´Tras siglos de represiones, nuestra sociedad está bastante enferma de sexo y por lo tanto hay muchos individuos aquejados de diferentes problemas relacionados con la sexualidad.

A veces, las personas somos gobernadas por modelos auto destructivos inconscientes, culpa, miedo, etc.,  que impiden el éxito en general y el placer en particular. Algo que resulta tan sencillo en el mundo animal como es el apareamiento, está en los humanos contaminado por un montón de síntomas psíquicos: los mensajes negativos sobre el placer sexual, la negación de las fantasías, la angustia por el desempeño, la auto observación obsesiva, etc.

Los desarreglos pueden darse en alguna de las fases por las que ha de pasar una relación sexual: deseo, excitación y orgasmo, y se manifiestan en formas de anorexia sexual, impotencia, contracción de los músculos vaginales, frigidez, anorgasmia, eyaculación precoz, eyaculación retardada, etc. La psiquiatra y terapeuta sexual Helen S. Kaplan (1929-1995) se metió a fondo a estudiar todas estas disfunciones sexuales y consiguió sanar un alto porcentaje de ellas.

La gran mayoría de los casos se curan…

La gran mayoría de los casos se curan, pues, con una adecuada terapia y los especialistas que adoptan las prácticas clínicas de Kaplan siguen un método bastante riguroso basado en la orientación dinámica. Son unas sencillas técnicas de rehabilitación que tratan de abordar esos desajustes incidiendo en ambos miembros de una pareja, induciendo a los pacientes  a modificaciones conductuales en la relación. Es una re-educación que parte de cero y los pacientes se llevan para casa una especie de deberes terapéuticos.

El placereado-una técnica erótica para numerosas disfunciones

Transcribo una técnica erótica empleada para numerosas disfunciones, el placereado: la pareja desiste del intercambio sexual y del orgasmo durante varios días o semanas, y en este período ambos se acarician suave y mutuamente el cuerpo primero y los genitales después: “ ambos han de tratar, por turno, de darse placer genital. Acaricie el cuerpo de él tanto tiempo como sea necesario para excitarlo. Después juegue con su pene. Durante un rato juegue con el glande, con toda su extensión, con los testículos. Luego pase a otra parte de su cuerpo, a una que a él le agrade. Acaricie su vientre, sus orejas, sus muslos. Luego vuelva al pene. Use sus dedos o sus labios, como ambos prefieran ¿qué piensa acerca de besar los genitales?…”

el sexo es una habilidad más que se puede aprender

Son enseñanzas básicas, al fin el sexo es una habilidad más que se puede aprender como cantar o bailar y se aprende mucho mejor en pareja, pero para las personas que no disponen de ella, tanto los sexólogos Masters y Jonhson primero, como Kaplan después generalizaron el uso de parejas sustitutas y los resultados obtenidos fueron excelentes. Estas parejas de sustitución están especialmente indicadas en aquellos pacientes fóbicos al contacto sexual y a la intimidad física, así como para individuos inexpertos que adquieren las habilidades adecuadas para la comunicación social y sexual.

Y no os voy a contar más, a los que estéis interesados en el tema os animo a leer el “Manual Ilustrado de Terapia Sexual” que es un acertado resumen de otros volúmenes más profundos escritos por Kaplan, como “ Nueva terapia Sexual I”, “Nueva Terapia Sexual 2” o “La Eyaculación Precoz”.

Hasta aqui el texto de mi amiga. Si veis que necesitáis una terapia personalizada, no dudeis en poneros en contacto conmigo. La realizo tanto en Asturias como en modo on-line, utilizando la metodología de Helen Kaplan pero tambien apoyandome en el tantra, el yoga y el ayurveda.

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *