Hoy te quería contar como una mujer pasado los 60 años puede seguir disfrutando del sexo y su sexualidad.

La sexualidad de la mujer cambia dependiendo del ciclo vital por el que está atravesando. Del mismo modo que las maneras de disfrutar del sexo. No es lo mismo tener 30 años, estar en el auge de la expresión sexual, estar embarazada o recién mamá, estar pasando por la menopausia o a los 70, cuando los niveles de las hormonas femeninas están ya bastante bajos.

Con la edad el suelo pélvico se va debilitando y si no lo tenemos en cuenta, nos puede dar problemas cuando lleguemos a mayores. Por eso es tan importante cuidarlo y hacer los ejercicios de fortalecimiento para poder tener más sensibilidad vaginal, prevenir la incontinencia urinaria o el prolapso vaginal.

los cambios funcionales y fisiológicos no tienen por qué afectar la respuesta sexual y el placer.

Tras la menopausia también aparecen cambios funcionales y fisiológicos como la pérdida de elasticidad del tejido vaginal, adelgazamiento de la mucosa del cuello uterino o menor lubricación y con ello la molesta sequedad vaginal. Todo ello no tiene por qué afectar la respuesta sexual y el placer que la mujer pueda sentir. Conociéndose y aceptando (que es lo más difícil) esos cambios, la mujer se puede anticipar a ciertas situaciones. Lo importante es que su pareja, si es el caso, entienda el proceso y sepa acompañarla sin meterle presión.

Que para llegar a suficiente lubricación para poder tener el coito necesite más tiempo… no pasa nada. Si conoce el funcionamiento de su cuerpo, lo respeta y se lo da. Con paciencia y amor.

cuidado con los lubricantes

Aquí hay que tener cuidado con el uso de lubricantes, tan ampliamente publicitados. Si llevas/n media hora estimulándote y ves que no lubricas, coge tu lubricante preferido o el aceite de coco, pero lo importante es escucharte y no llevar a cabo la penetración si realmente no estás lista. Muchas veces pensamos que si tu vagina está suficientemente lubricada (de forma natural o artificial) eso ya es el signo de que estás lista para la penetración. A veces hay que escuchar las señales más sutiles para ver si realmente es el momento para compartirte íntimamente.

Por eso el uso del lubricante puede ser tan engañoso. Si, el pene entra con facilidad, pero tú no te has dado suficiente tiempo para escucharte si realmente quieres una relación coital en este momento. Para muchas el sexo sique siendo un sinónimo del coito y parece que, si no llegan a la penetración, han fallado. Por eso lo hacen si o si porque es lo que se espera de ellas. ¡Disfrutemos de otras maneras de tener sexo, seamos creativas, divirtámonos sin presión ni objetivos! Lo único que debemos buscar con el sexo es el placer y la intimidad con el/la otr@.

capacidades multiorgásmicas y aumento de libido

La buena noticia para mujeres que ya han pasado por la menopausia: es común que la mujer en esta fase de su ciclo vital obtiene capacidades multiorgásmicas y su libido aumenta junto con el tamaño de clítoris.

Así que hay que dejarlo claro que una mujer que había disfrutado de una vida sexual plena durante toda su vida, no tiene por qué perder esa capacidad y lo que más las puede afectar son los prejuicios sociales y actitudes culturales que les impiden mostrar sus necesidades sexuales y hasta generan el sentimiento de culpa.

Con la edad las necesidades sexuales no finalizan, se modifican.

Es la responsabilidad de la sociedad permitir a las personas mayores seguir siendo disfrutonas también en ésta faceta de su vida.

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.