¿Cómo el yoga puede mejorar tus relaciones sexuales? ¿Y qué tiene que ver el yoga con la sexualidad?

Te sorprenderás lo mucho que tienen en común.

Para empezar, el yoga te ayuda a conocer tu cuerpo mejor, a aprender cómo funciona, a disfrutar de él a todos los niveles, incluyendo durante el sexo. Con eso no solo me refiero a la flexibilidad corporal, a abrir las caderas, a poder hacer torsiones que te permitan practicar las posturas del Kama Sutra. Me refiero sobre todo a la sensibilidad que alcanzas, tanto a nivel sensorial como energético. Te sientes, y sabes qué es lo que tu cuerpo necesita en cada momento.

Y si llevas practicando yoga un tiempo, notarás como tus orgasmos han cambiado, como puedes sentirlos dentro de ti mucho tiempo después, cómo diferentes partes de tu cuerpo se han vuelto erógenas y cómo la comunicación corporal con tu pareja se ha refinado. Tus 5 sentidos se afinan con cada sesión del yoga y es lo que te ayuda a sentir el placer en la vida y en el sexo.

Al final el placer erótico lo defines tú mismx. El cuerpo, que es el primer requerimiento para experimentarlo ya lo tienes. Que vas a hacer con él, ya depende de ti.

¿Cómo el yoga puede mejorar tus relaciones sexuales? 6 puntos importantes.

La SALUD general que te proporciona la práctica regular del yoga es algo obvio para poder vivir el sexo plenamente.

Otro punto en común: LA RELAJACIÓN. El primer condicionante para una relación sexual satisfactoria es estar relajadx. Lxs que habéis practicado el yoga, sabéis que la relajación es una parte intrínseca en la práctica del yoga y por eso en los momentos claves, cuando quieras intimar contigo mismx o con tu amante, te será mucho más fácil entrar en ese estado, porque tu sistema ya lo tiene bien incorporado y a la mínima orden sabe entrar en él.

Otra cosa imprescindible para una práctica sexual gozosa es la RESPIRACIÓN. De nuevo, una parte clave de la sesión del yoga es el Prana Yama. Aprendiendo a respirar de manera óptima es la clave para la vida y para el sexo. Cuando sabes como dirigir tu respiración a diferentes canales energéticos (chakras), permites que la energía sexual circule y te lleve a unos estados orgásmicos antes no vividos.

Aparte de la respiración, es importante durante el sexo, sacar tu VOZ, SONAR TU PLACER. En el yoga, uno de los pasos es activar diferentes chakras y eso, en el caso del chakra de la garganta (Vishuddi) es muy beneficioso para poder sacar la voz sin frenos, con cada suspiro de gozo, relajar la mandíbula tan conectada con nuestro suelo pélvico y así potenciar las sensaciones en los genitales.

Una parte esencial en la práctica del yoga es utilizar los BANDHAS, las llaves energéticas, con el fin de conservar y aprovechar las reservas de prana. En las prácticas tántricas existe el mismo principio: aprovechar la energía dirigiéndola arriba por el canal central (sushumna nadi) para sublimarla en energía espiritual. Si has hecho ejercicios de Kegel alguna vez, te darás cuenta que el mismo Mula Bandha (llave del chakra raíz) se basa en contracción de los esfínteres anal y vaginal. Uddiyana bandha y Jalandhara Bandha prácticadas durante el sexo, ayudan a expandir nuestros orgasmos y poder llegar a experimentar orgasmos del cuerpo entero. Todo está en el manejo de nuestra energía.

Otro punto muy importante: LA PRESENCIA PLENA, estar presente. Lo practicas durante el yoga, manteniendo la atención en la respiración o en las ásanas, o en la energía que fluye por tu cuerpo y es lo que necesitas para que tu concentración no se vaya durante las prácticas sexuales.

Y el último punto es la CONEXIÓN contigo mismx y con lo divino durante tu práctica yóquica. Eso mismo, en las relaciones íntimas, te ayuda a sentir conexión más profunda con tu amante, entrar en una unión muy profunda, quizás sagrada y ver que estáis creando algo más grande entre lxs dos formando parte de un todo cósmico.

Suscríbete a mi blog para seguir aprendiendo cómo el yoga, y otras prácticas, pueden mejorar tus relaciones sexuales. Encontrarás el panel de suscripción a tu derecha.

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.