Ayurveda

Ayurveda es una ciencia médica que tiene su origen, igual que el yoga, en los textos védicos de la India, 5000 años atrás. La etimología de la palabra ayurveda tiene raíz en dos palabras sánscritas: ayur que significa vida y veda, conocimiento, ciencia.

Durante el tiempo en que la India fue colonizada por los Ingleses, el ayurveda casi desapareció.

Han sido los últimos 25 años, gracias al interés extranjero, cuando se observa el renacimiento de esta ciencia. Durante muchos siglos ayurveda sobrevivió solamente en la provincia de Kerala (aunque no proviene de allí) siendo su práctica permitida solamente entre la casta de Braminos Nampoothiri (el grupo más destacado entre los 3 grupos de esta casta). Ellos fueron, los que tras generaciones, guardaron el secreto de la astrología védica y el ayurveda.

La madre de la creación fue el sonido AUM que representa 3 energías de Brahma, Vishnu y Shiva. De las vibraciones de este sonido sagrado provienen 5 pilares (energías) que crean el universo.

Teoría de 5 elementos

ÉTER: lugar donde el «big bang» hizo una grieta para crear el espacio. Es el elemento más potente donde el infinito llega a ser finito, su cualidad es la libertad.

AIRE: creado por el movimiento en el éter, tiene la capacidad de moverse y mover a los demás. Es la energía de moción. Tiene la cualidad de reemplazamiento, de «crear» el tiempo, de evolución y destrucción. Se caracteriza por rapidez y sequedad.

CALOR (fuego): nació de fricción (movimiento). Posee la energía de transformación, conversión (cambios químicos) y visualización.

AGUA: gracias al calor se produce el vapor que se transforma en líquido. Su cualidad es enfriar los sistemas, ayudar a crecer, suavizar, lubricar, dar sabor a los alimentos.

TIERRA: elemento sólido. Su cualidad es dar forma, mantener, dar peso. Se caracteriza por pesadez y lentitud.

La combinación de todos esos elementos (no importa el porcentaje de cada uno) crea la materia, al ser humano, la vida.

3 doshas

1 — VATHA (éter +aire) — energía de movimiento (viento-Brahma)

2— PITA (fuego + agua) — energía de conversión (calor-Vishnu)

3—KAPHA (agua + tierra) — energía de perfección, construcción (frío-Shiva)

Cada uno nace con un porcentaje definido de cada elemento. El dosha indica nuestra expresión particular de cada elemento dentro de nuestro cuerpo y mente. Hay varios métodos para determinarla, siendo el más detallado la encuesta acerca de los rasgos físicos, mentales y biológicos de cada individuo.

Ejemplos

Personas con la constitución Pita tienden a lanzarse a la vida con determinación, fuerza y sin mirar atrás. Cuando la energía Pita está equilibrada, la persona es noble, sin miedos, perseverante. Su cuerpo es fuerte, hecho para trabajos duros, para ser activo. Cuando se desequilibra, su piel se enrojece, se vuelve dominante, terco, insensible. Les desequilibra el excesivo sol, corren detrás de sus objetivos con demasiada ambición.

Personas Kapha son más calmadas pero tienen riesgo de quedarse estancadas. Son elegantes, sensuales, amorosas, radiantes cuando están en equilibrio. Su constitución es fuerte, de huesos gruesos, del cuerpo corpulento. Tienen cabello negro grueso, piel suave y bien hidratada. Suelen tener el sistema inmune muy resistente. Si se desequilibran, se estancan, pueden caer en depresión, cogen peso. Lo que les desequilibra es demasiado sueño, poco movimiento, comida fría y/o dulce, tiempo húmedo y frío, aislamiento.

Personas Vatha tienden a ir por la vida de forma rápida pero les falta el rumbo. De constitución frágil, huesos finos, cuerpo delgado, cambian mucho el rumbo de su vida. Artistas con entusiasmo, creatividad, sensibilidad. Su pelo es fino. Son fáciles de desequilibrarse, tienden a la ansiedad, viven en las nubes. Pueden sufrir dolores en los ligamentos y huesos y también problemas de digestión (gases). Son sensibles a cualquier estímulo. Lo que les desequilibra es el viento, coches rápidos, aviones, ordenadores, televisión.

La mayoría tenemos doble constitución, e incluso triple (el porcentaje de cada elemento está parecido) que determinará nuestras fortalezas y debilidades. Lo que para una persona es bueno, no lo es para otra. Tanto si hablamos de comida, bebida, medicina o la elección de nuestra carrera profesional.

Lo que buscamos es el equilibrio que no es un estado final. Tanto nuestro cuerpo como la mente, los sistemas y los órganos están en continua interacción, están cambiando. Lo mismo pasa con la naturaleza. El equilibrio consiste en darse cuenta de estos cambios y de qué forma la naturaleza nos está afectando. Cada estación tiene su energía predominante que directamente influye en nuestros sistemas y nuestra mente. De la misma manera que las estaciones del año cambian, nosotros también.

Para mantener la salud lo importante es determinar la constitución de cada uno y seguir el estilo de la vida que a cada uno le corresponda según la ciencia ayurvédica.

El programa más importante de ayurveda, junto con los masajes abhyanga y el marmaterapia, es el estilo de la vida según cada constitución:

1. DIETA (filosofía de 6 sabores)

2. DORMIR

3. ACOSTARSE Y DESPERTARSE

4. ALIMENTACIÓN

5. VIDA SEXUAL

6. FORMA DE VESTIRSE

Como se puede ver la vida sexual de cada persona es uno de los factores muy importantes para mantener una óptima salud general y el ayurveda nos brinda todo un abanico de herramientas para ayudarnos con ello.